No a la barbarie

Desde nuestra humildad no podemos sino condenar y repudiar enérgicamente los atentados terroristas ocurridos en Barcelona y Cambrils. Ninguna ideología, ninguna religión, ningún pensamiento puede justificar el hecho de segar vidas inocentes de manera aleatoria. Solo nos queda llorar a las víctimas y trabajar juntos por un mundo sin miedo, sin odio y sin fanatismos.

Deja un comentario